NOTICIAS

«Observando los polos», un recorrido científico por el Ártico y la Antártida

El último título de la colección ‘Divulgación’ da a conocer las similitudes y diferencias de las zonas polares y expone las alteraciones que sufren debido al cambio global


La Antártida y el Ártico son regiones tan remotas e inhóspitas como atractivas. Numerosas expediciones han llegado hasta los confines de nuestro planeta en busca de recursos naturales, con el fin de abrir nuevas vías de transporte marítimo y comercio, o simplemente por el mero interés de explorar y descubrir lugares desconocidos. Pero, sobre todo, las zonas polares han sido visitadas por su gran interés científico. De hecho, a día de hoy constituyen los principales motores reguladores del clima de la Tierra y son un “laboratorio” ideal para el estudio de los contaminantes a nivel global. El libro Observando los polos (CSIC-Catarata) ofrece una visión multidisciplinar del conocimiento científico sobre ambas regiones a la vez que describe la historia y la situación actual de la investigación polar en España, informó en su portal web el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Un total de 56 especialistas entre personal científico y técnico pertenecientes a la plataforma temática interdisciplinar POLARCSIC, han participado en la elaboración del nuevo título de la colección Divulgación. Editado por Vanessa Balagué, Clara Cardelús y Magda Vila, el texto aborda cuestiones como la evolución geológica de los polos, sus ecosistemas terrestres y acuáticos, el clima pasado, presente y futuro de ambos lugares, los acuciantes problemas de contaminación que sufren estos territorios o el papel que pioneras como Josefina Castellví han tenido en su investigación. “Con esta publicación perseguimos concienciar a las nuevas generaciones sobre la importancia y vulnerabilidad de las regiones polares, y plantear la necesidad de una investigación especialmente enfocada a comprender y evaluar su papel en el futuro incierto de nuestro planeta”, afirman las investigadoras del CSIC.

Compuesta por doce capítulos, la publicación también incluye una espectacular colección de imágenes tanto de la flora, fauna y paisajes del Ártico y de la Antártida, como de las instalaciones, equipamientos científicos y de las campañas llevadas a cabo por el personal investigador del CSIC.

Centinelas de la contaminación global

Se suele pensar en los polos como lugares prístinos donde no ha llegado la huella del ser humano, pero lo cierto es que las zonas polares también reflejan nuestra frenética actividad. Las regiones polares son especialmente susceptibles de sufrir los efectos nocivos de contaminantes generados a miles de kilómetros de distancia, una característica que es aprovechada por la comunidad científica. “El carácter aislado de estas zonas permite que actúen como una especie de ‘lienzo en blanco’ para el estudio de la presencia y la dinámica global de los contaminantes que son capaces de llegar hasta allí”, señala el texto. “Los ecosistemas polares ofrecen un escenario simplificado respecto a otras regiones del planeta más antropizadas. Por ello, buena parte del conocimiento que tenemos sobre el comportamiento de algunos contaminantes a nivel global se ha confirmado y validado a través de investigaciones polares”. Entre los contaminantes citados en el libro, se encuentran compuestos químicos como los pesticidas, presentes en la Antártida a pesar de que nunca se han utilizado allí, los contaminantes orgánicos persistentes (COP) y otros mucho más visibles: la basura marina y los plásticos de distintos tamaños.

En concreto, los depredadores, que ingieren los compuestos contaminantes a través de sus presas, actúan como centinelas del medio marino y dan la voz de alarma sobre el estado de salud del ecosistema polar. “Un ejemplo son los efectos detectados en los osos polares, porque presentan altos niveles de contaminantes orgánicos persistentes que afectan a su crecimiento, a la reproducción y a su sistema inmunitario”, explica el libro. Conoce más detalles aquí.

Fotografía de portada: El BIO Hespérides navegando por las islas Shetland del Sur, Antártica/Ana Sotomayor/CSIC.

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: