NOTICIAS

Capitanía de Puerto de “Bahía Paraíso”: 25 años de presencia en la Antártica

La unidad de la Gobernación Marítima de la Antártica Chilena, opera desde el 3 de diciembre de 1995, activándose normalmente desde mediados de noviembre hasta marzo del año siguiente, cuyas funciones principales están orientadas a salvaguardar la vida humana en el mar y la protección del medio ambiente acuático, además de representar a Chile en la Antártica. Créditos Armada.

El 26 de noviembre de 2020, en el Territorio Chileno Antártico, se realizó la reactivación de la Capitanía de Puerto de “Bahía Paraíso” en las dependencias de la Base Aérea “Presidente Gabriel González Videla”, la cual está ubicada a 2.400 kilómetros al norte del Polo Sur.  La dotación compuesta por 9 servidores navales al mando del Teniente Segundo Diego Pérez, debió cumplir una estricta cuarentena previa para mantener el estatus libre de Covid el Continente Antártico.


Esta repartición, dependiente de la Gobernación Marítima de la Antártica Chilena, opera desde el 03 de diciembre de 1995, activándose normalmente desde mediados del mes de noviembre hasta el mes de marzo del año siguiente, cuyas funciones principales están orientadas a salvaguardar la vida humana en el mar y la protección del medio ambiente acuático, además de representar a Chile en la Antártica.

En estos 25 años de funcionamiento diversas han sido las labores que han tenido que desempeñar distintas dotaciones, cumpliendo un importante rol en torno a la Seguridad e Intereses Territoriales Marítimos, Desarrollo Nacional y presencia del Estado, así como de Cooperación Internacional, escenario dentro del cual, el Capitán de Puerto nos relata parte de las funciones, perspectivas y roles que la Armada de Chile realiza en la esta apartada y aislada zona del territorio nacional.

Teniente segundo Diego Pérez relató cómo es la vida en el Continente Blanco y el complejo proceso de preparación para mantener el territorio lejos del Covid19. Créditos Armada.

¿Qué significa para usted estar al mando de esta Capitanía de Puerto?

Para mi es un honor y un privilegio estar al mando de esta Capitanía de Puerto, pronta a cumplir 25 años desde su inauguración en el año 1996, y liderar este equipo humano que cuenta con una predisposición inmensa de sacrificar, lo más preciado para ellos, el tiempo con sus familias y sus seres queridos, todo por representar a Chile en el territorio antártico. Sin duda, en gran parte gracias al esfuerzo de ellos, todas las dotaciones que han pasado por estas latitudes, se ha logrado activar esta Capitanía y cumplir las tareas dispuestas, año tras año.

¿Cómo ha sido el proceso de preparación de la dotación antes del despliegue?

No fue para nada fácil. Particularmente, por la situación mundial que se vive en la actualidad por la pandemia del Coronavirus. Pero siempre contamos con el apoyo necesario de nuestra repartición donde efectuamos el alistamiento antártico en Valparaíso (Dirección de Seguridad y Operaciones Marítimas). Lo más complejo fue la adquisición de todo el material necesario para desarrollar está nueva Campaña Antártica, por el retardo logístico que existió por parte de los distintos proveedores involucrados, justamente por la pandemia.

Además, este año en particular, se sumó la activación por parte nuestra de la Base Aérea Antártica “Gabriel González Videla”, base en la cual se encuentra inserta esta Capitanía de Puerto, lo que sin dudas generó un doble desafío, al tener que activar la base y todos sus procesos únicamente por personal naval.

Ya acercándonos a la fecha final de los preparativos y el desplazamiento al continente blanco, tuvimos que efectuar una cuarentena preventiva de 14 días, prolongándose a un poco más de 40 días de cuarentena, con los respectivos exámenes PCR de entrada y salida de cuarentena, los cuales salieron todos negativos gracias a las medidas sanitarias de autocuidado y las impuestas por la Dirección de Sanidad de la Armada.

¿Cuáles son las principales tareas que se desarrollan?

Las principales tareas que desarrollamos, como toda Capitanía de Puerto, son las de salvaguardar la vida humana en el mar y la preservación del medio ambiente acuático. Bahía Paraíso es un sector muy visitado por turistas, tanto a través de cruceros como yates. Para tener una idea, el año pasado visitaron la base un poco más de 8.000 personas, y más de 15.000 sólo navegaron en cercanías de la bahía, por lo que existe un alto riesgo de que ocurra una emergencia ya sea de vidas humanas como accidentes que provoquen contaminación marina en aguas antárticas, las cuales son una reserva natural y especialmente protegidas por el Protocolo de Madrid.

            Además de lo anterior, nosotros nos encontramos representando a Chile en la Antártica. Cada vez que alguien visita la base o navega en cercanías de ésta, sienten que alguien está preocupado por su seguridad e integridad. Esto se refleja cada vez que subimos a un crucero y tenemos la oportunidad de interactuar con los pasajeros, manifestando siempre su agradecimiento por el hecho de que nos encontremos acá resguardando sus vidas. En variadas oportunidades nos hemos embarcado y hemos recibido el reconocimiento por la noble labor que realizamos en el continente blanco. De esta manera cumplimos uno de los roles de la Armada en la Antártica manteniendo la presencia de Chile.

Entre las responsabilidades de la capitanía de puerto está la de realizar cartografía náutica internacional y por supuesto el control de embarcaciones pesqueras enmarcadas dentro de la Convención para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos, conocido como CCAMLR. Créditos Armada.

¿Qué significa para usted estar en el Territorio Chileno Antártico?

Es un gran orgullo poder decir que estoy en Territorio Chileno Antártico, por todo el sacrificio y entrega que muchas personas de la Armada y de otras instituciones a lo largo de la historia, han realizado. El poder continuar por esa misma senda de mantener el nombre de Chile en lo alto y poder ayudar a los demás es algo que sin lugar a dudas entrega una satisfacción única.

El hecho de estar en un lugar tan aislado, alejado de la familia y de todas las comodidades propias de cada uno en su hogar, hacen que esta experiencia sea inolvidable, y a su vez, muy enriquecedora en términos personales y grupales. La camaradería y el respeto son valores fundamentales para la sana convivencia y así lograr con éxito una Campaña Antártica más para el país y para la Armada.

El aprendizaje es constante, se aprende mucho de la naturaleza propia de la región, y del respeto que se debe mantener siempre por este paraíso que solo pocas personas pueden decir que han conocido.

¿De qué manera se proyectan las tareas de la Institución desde el punto de vista de la cooperación internacional?

La cooperación es vital en un territorio tan majestuoso, pero a la vez tan hostil como lo es la Antártica. En este sentido, la Institución juega un rol fundamental, principalmente a través de sus medios de transporte logísticos, como lo son los buques, los helicópteros, además de todo el personal que opera estos medios, para poder dar soporte a muchas bases, tanto nacionales como extranjeras, que se encuentran en territorio antártico.

            En términos de cooperación internacional, en esta campaña y en la anterior que también tuve la posibilidad de participar, he podido apreciar siempre la gratitud y el agradecimiento hacia nuestro país y hacia la Armada por el apoyo brindado durante las activaciones y cierres de bases extranjeras, desplazamientos de científicos y despliegue de material logístico.

            Además, existe la Patrulla Antártica Naval Combinada, conocida por sus iniciales con la sigla PANC, vigente desde el año 1998. Esta patrulla es un operativo combinado con la Armada de Argentina, cuya misión principal es la de salvaguardar la vida humana en el mar y combatir la contaminación marina para la comunidad internacional.

            Entre otras cooperaciones, se encuentra la de realizar cartografía náutica internacional y por supuesto el control de embarcaciones pesqueras enmarcadas dentro de la Convención para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos, conocido como CCAMLR.

¿Cuáles son las capacidades técnicas presentes en la Capitanía de Puerto de Bahía Paraíso?

Esta Capitanía de Puerto tiene la capacidad de brindar información y ejecutar coordinaciones como centro de alerta fijo y móvil, al formar parte de la orgánica del MRCC Chile, teniendo dependencia del Sub-centro de Búsqueda y Salvamento Marítimo de la Antártica Chilena (MRSC Antártica Chilena). Otra capacidad es la de brindar apoyo con 2 botes de goma MK-V para patrullajes y emergencias marítimas dentro de la bahía. Para el combate a la contaminación, tenemos lo necesario para efectuar las primeras acciones ante un derrame de hidrocarburos mediante barreras absorbentes de bahía y paños absorbentes. Además, se cuenta con una posta de combustible de aviación en caso sea necesario reabastecer a un helicóptero y así poder efectuar una evacuación médica hasta Bahía Fildes. Para el apoyo científico y dependiendo de la cantidad de personas que se encuentren destinados en esta base, se cuenta con capacidad de alojamiento y todo lo necesario para su estadía. Se cuenta también con telefonía, televisión e internet satelital. Además de contar con la capacidad de generar agua dulce a través de una planta de osmosis inversa que transforma el agua salada a dulce.

El Teniente 1º Boris Kopaitic, primer Comandante de Base Prat en 1947, señaló “me quedaría por siempre en la Antártica en servicio de Chile” ¿De qué manera esta frase se ve reflejada en los marinos de hoy?

Es algo que hemos conversado como dotación en variadas ocasiones en las comidas y momentos de camaradería, el hecho de por ejemplo permanecer un año completo en la Antártica, considerando que esta base sólo se activa por el periodo estival (noviembre a marzo). La mayoría se quedaría por lo menos un año completo en esta base. Creo que a través de esas conversaciones se ve reflejada la voluntad y el espíritu que existe, el amor por Chile y por cada una de las familias de esta dotación, lo que estoy seguro también vivió en esos años el Teniente 1° Boris Kopaitic y su dotación. Es un privilegio y una experiencia única poder vivir en la Antártica. Me atrevo a señalar que ese era el sentimiento que tenían esas primeras dotaciones y que a lo largo de la historia hasta el día de hoy se mantiene. Aquel que conoce la Antártica y tiene la posibilidad de vivir en ella, se enamora de este continente blanco y sin duda, la hace propia ocupando una parte importante en el corazón de las dotaciones.

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: