NOTICIAS

Robot espacial de la NASA es probado por primera vez en la Antártica

El robot, diseñado para una futura misión en Europa, es un rover flotante con dos ruedas independientes para maniobrar a lo largo de la parte inferior del hielo. Foto: NASA / JPL-Caltech.

El Programa Antártico Australiano está trabajando con la NASA este verano para probar un robot debajo del hielo que eventualmente puede usarse en una misión espacial para buscar signos de vida extraterrestre.

La NASA se está preparando para volar a Júpiter en la próxima década para comprender mejor el planeta e investigar una de sus lunas heladas, Europa.

El científico de la NASA del Laboratorio de Propulsión a Chorro, Dr. Kevin Hand, dijo que Europa es uno de los lugares más probables para encontrar vida extraterrestre dentro de nuestro sistema solar, publicó recientemente el programa australiano.

“La misión Galileo de la NASA a Júpiter a fines de la década de 1990 investigó las lunas del planeta, incluida Europa”, dijo el Dr. Hand.

“Encontraron pruebas contundentes de que había un océano salado debajo de la gruesa corteza helada de Europa, así como un fondo marino rocoso. Este océano salado podría contener más del doble de agua que la Tierra y tener todos los ingredientes correctos para soportar organismos vivos simples”, agregó el científico.

El robot, diseñado para una futura misión en Europa, es un rover flotante con dos ruedas independientes para maniobrar a lo largo de la parte inferior del hielo.

El ingeniero del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Dr. Andy Klesh, dijo que el rover de un metro de largo podrá deambular tomando muestras e imágenes.

“El rover es único en el sentido de que utiliza la flotabilidad para adherirse a la parte inferior del hielo y moverse al revés con ruedas, por lo que puede acercarse a la interfaz de hielo-agua para mediciones sensibles”, dijo el Dr. Klesh.

“El robot también puede permanecer en el mismo lugar durante largos períodos sin tener que gastar energía como lo hace un submarino”, añadió el ingeniero.

El desafío en Europa será perforar a través de una corteza helada de 10-20 kilómetros de espesor antes de que se pueda alcanzar el agua para desplegar el rover.

“Todavía no sabemos cómo manejar esto, pero es probable que tengamos que soltar discos de transmisión cada 100 metros para transportar señales desde el móvil hasta una estación base de superficie, antes de que la información se transmita a la Tierra por satélite”, destacó Klesh.

El rover ya ha sido probado en el Ártico y Alaska, pero esta será su primera prueba antártica.

Un equipo de cuatro personas pasará tres semanas en la estación de investigación Casey de Australia, probando los sistemas robóticos bajo el hielo marino.

“Vamos a probar la resistencia del rover, particularmente cuánto tiempo pueden durar las baterías en condiciones de campo extremas y cómo maneja una variedad de terrenos”, dijo el Dr. Klesh.

La NASA planea lanzar la misión Europa Clipper en 2025 y se espera que la nave espacial tarde varios años en llegar a su destino.

Una vez allí, tomará medidas orbitales de la superficie de la luna, para ayudar a identificar los sitios de aterrizaje y comprender la dinámica y composición global del hielo.

Si se considera adecuado, el robot debajo del hielo que se está probando en la Antártida este verano, será considerado para una futura misión al planeta.

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: