NOTICIAS

Desaparecida Base Antártica Pedro Aguirre Cerda: 60 años de historia en Isla Decepción


Inaugurada el 18 de febrero de 1955, la base antártica, ubicada en Isla Decepción, dejó de funcionar tras la erupción volcánica en el año 1967 que la sepultó bajo lava y cenizas. Créditos SSR/FACH.

 

Los entendidos señalan que Isla decepción debe ser uno de los lugares más bellos del mundo, no muchos han tenido la fortuna de estar allí y menos aún pueden decir que sobrevivieron a una erupción volcánica en medio del territorio antártico.

Isla Decepción contraria su nombre es una caja de sorpresas para investigadores, excursionistas y científicos; se trata de un volcán activo en las islas Shetland del Sur, frente a la Península Antártica rodeada de un extraordinario paisaje constituido por áridas laderas volcánicas, playas con fumarolas y glaciares cubiertos por cenizas.

Esta isla presenta una curiosa forma de herradura que algunos han comparado con la forma de una encantadora sonrisa en una amplia caldera inundada. Se abre al mar a través de un estrecho canal con piedras a ambos lados, los “Fuelles de Neptuno”, formando un puerto bajo refugio natural en el que los buques pueden navegar directamente en el centro de un volcán en actividad.

Todo esto constituía este lugar en un espacio diferente  para la instalación de una base, que dentro de sus mayores fortalezas tendría la de entregar apoyo a científicos que veían en el lugar un enorme potencial.

Es así que el 18 de febrero de 1955 el ministro de defensa, Tobías Barros Ortiz, inaugura la Base Antártica Presidente Pedro Aguirre Cerda durante la comisión del Comodoro Jorge Gándara B. a cargo de la Fuerza Aérea de Chile.

En una primera instancia se pensó en bautizar la instalación aérea con el nombre del Presidente de la época Carlos Ibáñez del Campo, pero fue el mismo mandatario quien dispuso el nombre de Pedro Aguirre Cerda, en gratitud a su disposición por emitir el decreto supremo que delimitó el Territorio Chileno Antártico en 1940.

En esta base se efectuaron investigaciones de vulcanología, climatología y meteorología. Desde 1965 funcionó una oficina de previsión del tiempo, para mantener la seguridad meteorológica a nivel nacional e internacional llenando de satisfacciones a quienes había emprendido esta aventura; sin embargo y en forma abrupta e inesperada la historia quiso dar un giro cuando el 4 de diciembre de 1967 la Isla más maravillosa del mundo se vuelve un infierno.

Ese 4 de diciembre era el día elegido para hacer el relevo de la dotación que llevaba un año en la base, la mañana fue normal con las revisiones de último momento, a fin de hacer entrega de las instalaciones en óptimas condiciones a quienes llegaban; toda la alegría se veía a ratos interrumpida por temblores que en ningún caso  hacían auspiciar la  trágica erupción.

La ceremonia de cambio de mando se efectuó con absoluta normalidad y mientras se celebraba, los helicópteros llevaban la carga al buque Piloto Pardo de la Armada que trasladaría a la gente que dejaba el lugar.

No pasó mucho desde que zarpo la embarcación cuando un oficial exclama “¡Erupción volcánica en Isla decepción! el volcán ha reventado y en breves minutos afectará con toda su violencia a la base Presidente Pedro Aguirre Cerda”. Todo se cubrió y los uniformados de la base, la dotación recién llegada, avanzó  en una columna por  los senderos nevados hacia la Base Inglesa cercana al lugar.

Nadie murió, las 42 personas de la dotación fueron rescatadas mediante arriesgadas maniobras de los helicópteros  y la dotación de buenos camaradas marchó cantando el himno de la FACh. Era una descarga emocional, contaron más tarde los sobrevivientes.

Esta base dio, tras su desaparición, inició a otras que se alzaron como nuevas promesas en el continente blanco. Entre ellas la Base Presidente Frei y junto a ella Villa Las Estrellas. En ocasiones una tragedia se vuelve una oportunidad, y así lo asumió  la Fuerza Aérea.

Finalmente lejos de ser una decepción, esta isla mostró la mística y el coraje de los aviadores, que dejó una base bajo cenizas, pero jamás en el olvido. @prensaantartica

+ INFO: MONUMENTOS HISTÓRICOS EN LA ANTÁRTICA

1 Trackback / Pingback

  1. Felices 20 años, Ovdas – Aficienciando

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: