NOTICIAS

Adelgazamiento de la capa de ozono llega hasta la región Metropolitana


Esta semana llegó a Punta Arenas el investigador japonés, doctor Hirofumi Oyama, para continuar el trabajo comprometido en esta iniciativa trinacional, que implica monitorear buena parte de Sudamérica.

 

Ya es un hecho que todos los años en el mes de noviembre, la capa de ozono sufra una ruptura en su vórtice polar. Sin embargo, en esta ocasión, sucedió algo que llamó la atención de los expertos que participan de la red de monitoreo atmosférico que mantienen investigadores de la Universidad de Magallanes junto a científicos argentinos y japoneses, en el proyecto trinacional de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), denominado “Desarrollo de un sistema de gestión social y ambiental de riesgos atmosféricos en Sudamérica (SAVER-NET)”.

El director del Laboratorio de Investigación de Ciencias Atmosféricas de la Umag y representante de nuestro país en este proyecto, Dr. Félix Zamorano, explicó que se trata de una anormal extensión en el adelgazamiento de esta capa, que hace que, en definitiva, el agujero ya no esté circunscrito sólo a la Antártica, sino que, en su proceso de rompimiento, se agrande y desplace hacia el norte y, además, cubra casi la mitad del territorio chileno, como a su vez gran parte del territorio argentino.

Es así como las mediciones de radiación ultravioleta arrojaron índices, extremadamente, altos durante estos últimos días, frente a lo cual hay que tomar resguardos, dijo Zamorano, ya que el fenómeno podría durar hasta el próximo fin de semana. En Magallanes, de hecho, el valor se disparó a 11 el jueves; el más elevado, y que reviste un mayor riesgo para la población.

“Toda esta anormalidad en este esfuerzo conjunto de tres países, la estamos estudiando y también evaluando en sus componentes índices de radiación ultra violeta. Y, por supuesto, que se han dado las alertas tempranas a los organismos correspondientes, porque durante todo este período se verán incrementados los índices UV”, subrayó.

El investigador de la casa de estudios regional comentó que sólo en 2006 ocurrió algo similar. “Ese año hubo una ruptura del agujero de este vórtice y se dividió en dos partes, es decir, se produjeron dos grandes agujeros. En esta oportunidad pareciera que la tendencia puede ser la misma, por el tamaño que ha tomado esta área con gran disminución de concentración de ozono”.

El proyecto SAVER-NET comenzó en abril de 2013; tiene una duración de 5 años, y contempla el envío de científicos japoneses y de equipamiento de última generación a Magallanes. De hecho, el investigador de Universidad Naogya, Dr. Hirofumi Oayama, y el coordinador del proyecto, Licenciado Yuji Misu, están realizando esta semana una campaña de monitoreo en la ciudad de Punta Arenas con la metodología de medición denominada ozono sonda, y de manera simultánea con los investigadores argentinos del Instituto de Investigación en Ciencia y Tecnología para la Defensa (CITEDEF) que, a través del Centro de Estudios e Investigación en Láseres y sus Aplicaciones (CEILAP), aplican tecnología LIDAR o medición láser. @prensaantartica

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: