NOTICIAS

Recorrido por la Antártica y las instalaciones de los primeros exploradores a través de Street View de Google


Publicado en World Wonders Project

Retratos del rey Eduardo VII y de la reina Alejandra colgados en el interior de la cabaña de la expedición de Sir Ernest Shackleton en Cabo Royds en la Antártica, pueden visitarse sin salir de casa, a través de la tecnología Street View, de Google, permitiendo a los usuarios navegar y recorrer de manera virtual, verdaderos testimonios de las primeras expediciones al Continente Blanco.

En la cabaña de Scott del Cabo Evans, aún se pueden ver latas de comida en las estanterías y una revista London Illustrated News sobre una mesa en una esquina; el cuarto oscuro del fotógrafo de la expedición, Herbert Ponting, se conserva intacto con todos sus placas y productos químicos.

Las cabañas de los exploradores que salpican el paisaje inhóspito de la Antártida son un documento de los hombres únicos que habitaron en un lugar único. Además de las provisiones, el equipo científico utilizado para medir la temperatura y las condiciones meteorológicas también se quedaron en las cabañas.

El proyecto World Wonders Project, junto a socios como la UNESCO, la fundación World Monuments Fund y el proyecto Cyark, se encarga de preservar los lugares patrimonio de la humanidad para las generaciones futuras.

Desde las zonas arqueológicas de Pompeya hasta el Memorial de la Paz de Hiroshima: el proyecto Google World Wonders Project tiene como objetivo devolver a la vida las maravillas del mundo antiguo y moderno.

A comienzos del siglo XX, la Antártida seguía siendo el único continente en el que los humanos aún no habían dejado su huella. En 1985, el Sexto Congreso Geográfico Internacional declaró que los mares y los picos helados de la Antártida serían la próxima meta del descubrimiento científico, dando lugar a lo que se conoce como la Edad heroica de la exploración de la Antártida.

Docenas de hombres, entre los que se incluyen conocidos líderes expedicionarios, como Sir Ernest Shackleton, Robert Falcon Scott y Carsten Borchgrevnik, respondieron a la llamada y se pusieron rumbo al extremo inferior del planeta.

Estos erigieron cabañas prefabricadas de madera que sirvieron tanto de refugio durante los meses más fríos como de laboratorios de investigación del clima y el ecosistema locales. Utilizando estas cabañas como bases, los exploradores atravesaron glaciares y escalaron el Monte Erebus, el volcán más meridional del planeta.

La investigación de la Antártida se abandonó cuando la Segunda Guerra Mundial desvió la atención del mundo, dejando atrás varias cabañas de expediciones en el continente. Aunque las pequeñas construcciones de madera se levantaron para soportar las condiciones meteorológicas extremas solo durante los pocos años que los exploradores las habitaron, sorprendentemente las estructuras se mantienen intactas después de más de un siglo.

Las lecturas realizadas a principios del siglo XX con estos instrumentos se pueden comparar con los valores actuales para comprender mejor los efectos del cambio climático sobre la Antártida. Los edificios se conservan como santuarios de la Edad heroica de la exploración de la Antártida y sus logros. @prensaantartica

+ Información: WORLD WONDERS PROJECT  WMF.ORG

 

1 Trackback / Pingback

  1. Nieta de Sir Ernest Shackleton regresa a Magallanes para encabezar muestra cultural – Prensa Antártica

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: