NOTICIAS

10 razones para elegir a la Ecoregión Subantártica de Cabo de Hornos como destino de turismo de naturaleza


La Ecoregión Subantártica de Cabo de Hornos en Chile, es considerada como uno de los destinos privilegiados para los visitantes, conjugando la ciencia con el turismo, la biodiversidad y el respeto por el entorno, a través del cada vez más desarrollado turismo de intereses especiales. Fotografía Prensa Antartica

El reciente estudio elaborado por la Universidad de North Texas, el Instituto Cary de EE.UU y la Universidad de Magallanes, y publicado publicado por la prestigiosa revista Bioscience, destacando sus características únicas en el planeta, como su enorme biodiversidad, amplia extensión de humedales, y ser considerada una de las 24 últimas zonas prístinas del mundo, entre otras, hacen de la zona un lugar imperdible y único.

Recientemente, La Tercera, publicó en su edición dominical una especial infografía titulada “Las 10 razones de la ciencia para declarar al sur de Chile como lugar único en el mundo”. Y no se equivocan.

Declarada su área terrestre y marina como Reserva de la Biosfera, la conocida como Ecoregión Subantártica “Cabo de Hornos”, comprende a los parques nacionales Alberto D’Agostini y Cabo de Hornos, es considerada por los expertos como uno de los destinos imperdibles para el turismo de naturales, o intereses especiales, que permite extender el tiempo de permanencia del visitante, favoreciendo el desarrollo económico de las comunidades y la conservación de la riqueza en el suelo nacional.

10 razones

1.- La región del bosque subantártico de Magallanes no tiene réplica geográfica en el mundo.

2.- Es una de las 24 últimas zonas prístinas del planeta (Conservation International).

3.- Tiene la mayor diversidad biológica mundial en plantas no vasculares, y más del 60% de la flora es exclusiva de esta Ecoregión.

4.- Es el área más extensa de bosque templado lluvioso del Hemisferio Sur.

Los bosques templados y subantárticos de Sudamérica cubren un área de alrededor de 13.6 millones de hectáreas en Chile (Neira et al. 2002). Lo anterior corresponde al 1,3% de todo el planeta, cifra que, a su vez, equivale al 100% de este tipo de bosques en el Hemisferio Sur, lo que es más del doble que Nueva Zelanda y Tasmania juntas (Veblen et al. 1996).

5.- Es el área más extensa de humedales templados del HS.

Los bosques subantárticos magallánicos están integrados a una matriz de turberas, pantanos, ciénagas y cojines conocidos como el Complejo de Tundras de Magallanes (Godley 1960), que cubren 4.4 millones de hectáreas, representando el humedal templado más grande en alta latitud del Hemisferio Sur (Arroyo et al. 2005).

Las únicas otras extensas áreas de humedales en el Hemisferio Sur son tropicales: Cuenca del río Amazonas, Pantanal y Cuenca del río Congo (Keddy et al. 2009).

6.- No hay aguas de lluvia ni cursos de agua dulce más limpios en todo el planeta.

7.- Posee las mayores reservas de hielo y agua dulce fuera de la Antártica: los Campos de Hielo Patagónicos y Cordillera Darwin.

El suroeste de Sudamérica contiene vastas áreas de hielo continental: 4,200 km2 en los Campos de Hielo Patagónico Norte y 13,000 km2 en los Campos de Hielo Patagónico Sur. A esto se suman 2,300 km2 en los extensivos sistemas de glaciares de la Cordillera Darwin en Tierra del Fuego y los archipiélagos vecinos (Porter and Santana 2003). Juntos, estos glaciares son:

I) las más extensas masas de hielo en el Hemisferio Sur, fuera de la Antártica

II) las mayores reservas de agua fresca

III) depositarios únicos de los registros de cambios climáticos del pasado en las altas latitudes del sur

IV) más sensibles al cambio climático global que los glaciares de Alaska (Rignot et al. 2003).

8.- Es una pieza esencial para terminar de armar el puzzle del Cambio Climático Global, y para proyectarlo en el futuro.

La historia glacial durante el Cuaternario y los registros palinológicos en las turberas del sudoeste de Sudamérica (Villa-Martínez and Moreno 2007), proveen una Ecoregión esencial para completar el estudio de cambios climáticos pasados y presentes, y proyecciones futuras a nivel planetario.

Los estudios comparados de las respuestas de la biota a estos cambios climáticos son muy relevantes debido a que la orientación de los hielos glaciares subantárticos se orientan de norte a sur y están embebidos en un clima oceánico en contraste con la orientación este-oeste y el clima continental en el Hemisferio Norte (Veblen et al. 1996, Patterson 2010).

9.- Allí habita una gran diversidad de culturas vivas y lenguajes originarios.

10.- Son las áreas protegidas no tropicales más extensas del Hemisferio Sur.

A lo anterior, se suma el trabajo que realiza el Programa de Conservación Biocultural Subantártico, desarrollado por la Universidad de Magallanes, UMAG, de Punta Arenas, a través de su Estación de Campo en Puerto Williams, junto al Instituto de Ecología y Biodiversidad, IEB, y la Universidad de North Texas, UNT, donde se conjugan el respeto por la naturaleza, la ética, la enseñanza y la capacitación profesional junto a la comunidad local, a favor de unir turismo y ciencia, dos áreas que hasta hace poco, parecían muy disímiles. Hasta ayer claro.

Razones más que suficientes para visitar y conocer el fin del mundo. @prensaantartica

+ Información: UMAG.CL UNT.EDU BIOSCIENCEMAG.ORG IEB-CHILE.CL

1 Trackback / Pingback

  1. Talleres escolares en la Reserva de Biosfera Cabo de Hornos | Prensa Antartica

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: